La espera que desespera.

Ya está hecha. Enviada por correo certificado. Un sólo código, el 054, en la solicitud de preinscripción.

No sé ni qué escribir. ¿Y si no entro? ¿Y si entro y no me gusta? ¿Y si entro, me gusta, pero no me da la cabeza, o el tiempo para estudiar?

Tengo muchísimas, demasiadas, dudas. Es que la espera se hace eterna… hemos dado los exámenes el 03 de marzo y no sabremos nada hasta mediados de julio.  ¿Quién puede soportar tanta espera sin desesperar aunque sea un poquito? Porque estamos esperando algo que, en caso de llegar, nos pondrá la vida patas arriba.

Yo por mi parte, así, sin hacerme la dura, tengo que confesar que tengo terror a lo que pueda llegar a pasar conmigo en caso de entrar. Es un cambio enorme que va a afectar todos recovecos de mi vida, y para ser sincera, hay muchas partes con las que estoy feliz. Pero no, me niego a estar detrás de un escritorio toda mi vida (y si lo estoy, que sea haciendo lo que me gusta).

Tengo que conseguir esto para estar feliz con todas las partes de mi vida.

Anuncios

2 comentarios en “La espera que desespera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s